Archive for enero, 2012


El sabado pasado en un torneo de Taekwondo una competidora  mantuvo su guardia durante practicamente toda la competencia cazando a su adversarios que se movieron con mucha mas agilidad espero el momento y lanzo las patadas y golpes suficientes para asestar certeramente a los dversarios por el doble de marcador incluso, armada ademas de su uniforme de una paciencia enorme.

Entre los comentarios fuera del ring con mis compañeros jeces y arbitros, de como es que gano; yo comente que lo que hizo fue aplicar la frase Zen de:

“Aun el no hacer es hacer e incluso es mas poderoso que el hacer algo, la sabiduria esta en reconocer cuando dejar de hacer”.

Anuncios

Encontre mi libro de notas de pediatria cuando fui residente en ella escribi:

Lo importante es estar dispuesto en cualquier momento a dejar de ser lo que se es, para ser algo mejor.

Me la dijo mi maestro Dr Ortiz cuando le dije que me senti nervioso y temeroso de ser incapaz de lograr ser un buen residente de pediatria.

Ayer 24 d enero del 2012, de paseo pues encamine a mi esposa a su maestria y despues de dejar estacionado el auto; al ir caminando por una de las avenidas mas transitadas de mi ciudad de Guadalajara, entre a una tienda de videos a buscar fiebre del sabado; sali, camine unos pasos y una sensacion de viento tibio en mi cuerpo,  baje mi paso, entonces una camisa de un hombreque pasaba mostraba el letrero:

Tenemos que conversar.

Dios

Dado que durante dias antes han estado sucediendo cosas interesantes fuera de mi rutina,  personas a las que ayudo, me ayudan, accidentes momentos brillantes, amigos que hace años no veia.

Al mirar el letrero, baje aun mas mi paso y puse atencion en mi caminar respire hondo y  los sonidos de fomdo, los pajaros, el viento, el hablar de las personas, las hojas en el piso, las escuche amplificadas, se apago el sonido de los autos, respire hondo como cuando entreno taekwondo y….

El mundo se detuvo.

desde mi pregunte, ¿De que que quieres hablar?, y  escuche: “de ti, hablame”.

por un inetante me sorprendi al tiempo que todo retomanasu ritmo y pense esto que me pasa es muy importante para hablarlo en la calle mejor en una iglesia y pense en la mas cercana a lo que escuche: “ahora, para que  otro lugar”, desde entonces y aun en este momento sigo escuchando y sigo conversando con Dios.

El resto de la tarde ha sido en preguntar y responder, hasta que en un momento dado escuche, satisfechas tus preguntas, cuentame de ti y escucha lo que he de decirte.

Conte lo que me ha pasado y escuche los parque me han pasado lo que he contado, y asi hoy soy lo que he vivido practicamente todo lo que he vivido es lo que me permite estar hoy aqui donde estoy.

A partir de entonces mis sentidos los percibo amplificados, aun cuando mi vista en ocasiones es borrosa por la edad hay momentos en que veo excelente, me siento en paz.

Para algunas personas que me conocen de años, les ha llamado la atencion que mi compañera de vida y algunos amigos y conocidos me llamen Drago; bueno para quien aun se sorprenda he aqui la explicacion.

Fue hace dos años aproximadamente durante mi maestria como terapeuta Gestalt, en las primeras clases, leimos el libro “los dragones del eden” de Carl Sagan y durante una de las sesiones de terapia, tuve imagenes de un dragon que destruyendo la ciudad donde vivo , lastimando a quienes amo y todo  aquello que realizo. me persigoi de cerca hasta un edificio donde  a puinto de escapar percibi la necesidad de enfrentarlo, asi que que  justo cuando se dirigia a mi para darme una trascada me di media vuelta con fuerza le pregunte !¿que quieres?¡, el dragon se detuvo frente a mi se sento, agacho su cabeza  y me miro, suspiro, y descanso. Me sente frente a el  y me vi a mi mismo buscando que me hiciese caso.

Hoy me doy cuenta que ese Dragon soy yo, mi dragon-reptil escencial que como humano tengo, responde a necesidades basicas,  en ese momento de mi vida destruyendo todo a su paso y lastimando a quienes se crucen en mi camino de la busqueda de satisfacer mis necesidades hasta que las encuentro satisfechas; al enfrentarme con mi dragon descubro que la necesidad es el hacerme caso; a mis necesidades, expresarlas desde las necesidades basicas de hambre, sueño, intelectuales, estudiar conocer hacer y afectivas, amor cariño,  mas que recibir tambien dar.

Cuando comparti esto en terapia alejandra que desde la lectura del los dragones del eden ya me decia dragon, comenzo a llamarme Drago, el cual hasta este moento continua y se ha extendido a otras areas de mi vida incluso la profesional.

A mi me gusta el nombre, me recuerda al Dr Drago de Ki Acero. mas ahora estoy conciente de mi Dragon me cuido me respeto y me pongo atencion al igual que un Dragon soy fuerte temerario y hasta doy al go de temor, tambien soy amoroso, cariñoso, sabio.

Asi que pueden llamarme  Homero o Drago