Ayer 24 d enero del 2012, de paseo pues encamine a mi esposa a su maestria y despues de dejar estacionado el auto; al ir caminando por una de las avenidas mas transitadas de mi ciudad de Guadalajara, entre a una tienda de videos a buscar fiebre del sabado; sali, camine unos pasos y una sensacion de viento tibio en mi cuerpo,  baje mi paso, entonces una camisa de un hombreque pasaba mostraba el letrero:

Tenemos que conversar.

Dios

Dado que durante dias antes han estado sucediendo cosas interesantes fuera de mi rutina,  personas a las que ayudo, me ayudan, accidentes momentos brillantes, amigos que hace años no veia.

Al mirar el letrero, baje aun mas mi paso y puse atencion en mi caminar respire hondo y  los sonidos de fomdo, los pajaros, el viento, el hablar de las personas, las hojas en el piso, las escuche amplificadas, se apago el sonido de los autos, respire hondo como cuando entreno taekwondo y….

El mundo se detuvo.

desde mi pregunte, ¿De que que quieres hablar?, y  escuche: “de ti, hablame”.

por un inetante me sorprendi al tiempo que todo retomanasu ritmo y pense esto que me pasa es muy importante para hablarlo en la calle mejor en una iglesia y pense en la mas cercana a lo que escuche: “ahora, para que  otro lugar”, desde entonces y aun en este momento sigo escuchando y sigo conversando con Dios.

El resto de la tarde ha sido en preguntar y responder, hasta que en un momento dado escuche, satisfechas tus preguntas, cuentame de ti y escucha lo que he de decirte.

Conte lo que me ha pasado y escuche los parque me han pasado lo que he contado, y asi hoy soy lo que he vivido practicamente todo lo que he vivido es lo que me permite estar hoy aqui donde estoy.

A partir de entonces mis sentidos los percibo amplificados, aun cuando mi vista en ocasiones es borrosa por la edad hay momentos en que veo excelente, me siento en paz.